Obsesionada con la perfección: Trastorno dismórfico corporal

Enlaces patrocinados:

Betty es una dama de 45 años de edad, atractiva y llena de energía, toda su vida se ha cuidado, nunca ha fumado y ha hecho ejercicios diariamente. Para su edad tiene un cuerpo y una actitud formidable ante la vida. Un día Betty nota que sus senos están un poco caídos y decide hacerse una pequeña cirugía para darles un poco más de firmeza, el resultado es maravilloso y ahora esta mas radiante que nunca.

Pero esta historia no tiene un final feliz, un día Betty se despierta y al verse al espejo se da cuenta que su nariz es un poquito mas grande lo que a ella le gustaría, se lo comenta a su esposo pero este no parece darle mucha importancia. Con el pasar de los días ese defecto en la nariz se convierte en un tormento, ella no puede verse al espejo, odia esa malformación que arruina su rostro y finalmente se somete a una segunda cirugía para arreglarse: una rinoplastia. Dos meses después nota que, ahora que su nariz es perfecta, las bolsas que comienzan a formarse en sus ojos acaban con la simetría y juventud de su rostro, no hay forma de eliminar esa angustia, para ella sus ojos la convierten en una abominación, se deprime, llora, piensa en ocasiones que es preferible morir antes que verse como un adefesio y va al quirófano por una blefaroplastia… y así, el ciclo continua, no importa cuantas operaciones se haga Betty siempre hay algo mas, Ella es una prisionera de su obsesión por la perfección.

Aunque la historia de Betty es ficción, el trastorno dismorfico corporal es una gran realidad, esta dolencia psicológica se caracteriza por una preocupación excesiva y fuera de lo normal por un defecto físico que puede ser real o imaginario, esta preocupación genera una gran ansiedad en el doliente quien normalmente hará todo cuanto este a su disposición para arreglarla; el problema de este trastorno es que nunca es suficiente, siempre existirá un desperfecto por pequeño que sea, quienes sufren de esta enfermedad terminan odiando su cuerpo y obsesionados por una idílica perfección.

Signos de alerta:

  • Verse al espejo, encontrar un defecto diferente cada vez y pensar que la única solución posible es la cirugía estética
  • Hacerse más de 3 cirugías o procedimientos estéticos al año, o pensar en la próxima cirugía apenas termina una.
  • Deseos de aparentar mucha menos edad de la que se tiene a través de la cirugía estética. Obsesionarse con ello.
  • Cirugías para “corregir” cirugías (aumentar el tamaño de los implantes de senos, ir por más inyecciones de botox…)

Las cirugías estéticas, así como cualquier otro tratamiento de belleza son un regalo a nosotros mismos, una caricia al cuerpo y al alma, no son un escape de la vejez, sino un medio para crear congruencia entre nuestro estado interior y nuestra piel. En este sentido, queda de nuestra parte ser francos con nosotros mismos a la hora de decidir si nos vamos a someter a una cirugía estética, si al terminar encontraremos satisfacción , la culminación de un proceso como este ha de estar marcado por júbilo y alegría, no con la crítica de unos ojos que buscan nuevas imperfecciones que solventar.

La belleza es sentirnos hermosos, vernos al espejo y amar nuestro reflejo, la perfección es someterse a los designios impuestos por los ojos ajenos, el primero es un querer, el segundo es un deber.  La buena noticia es que este trastorno puede ser trabajado en contexto psicoterapéuticos, así que si conoces de alguien que parece “adicto” a las cirugías estéticas, quizás sea la hora de hacerle un llamado de atención, tu intervención podría estar salvando una vida.

Obsesionada con la perfección: Trastorno dismórfico corporal
  • obsesionados por uerse
  • método reduform
  • metodo reduform funciona o timo
  • reduform funciona
  • metodo reduform opiniones
  • trstorno dismorfico corporal trabajo final
  • de que esta hecha la crema reduform
  • trastorno dismorfico corporal

  • reduform
  • ELONGACION OSEA
  • cirugía estética

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Puedes usar these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*