Tonificar la piel con una terapia sin cirugía: Mesoterapia

Mesoterapia, es una técnica fue creada en la década del ’50 en Francia, y su objetivo es tonificar la piel, generar un aspecto revitalizado, rejuvenecido, en base a la inyección localizada de ciertas sustancias (vitaminas, minerales, aminoácidos) encargadas de inhibir la oxidación celular (proceso por el cual se “envejecen” las células), o bien regular el crecimiento de las mismas. También se encargan de estimular la producción de colágeno natural de la piel, siendo esta sustancia la que otorga la “lozanía” de la piel y, a su vez, el decrecimiento en su producción es lo que va generando que ésta pierda tersura con el correr de los años.

Para generar esta mejoría estética en la piel es que a esta terapia también se le conoce vulgarmente como “mesolifting“. Sin embargo sus usos se han extendido mucho dentro del campo de la medicina cosmética, utilizándose para tratar una gran variedad de afecciones en distintas zonas del cuerpo y no solo tonificar la piel. Entre todos los campos que puede abarcar encontramos tratamientos para: cicatrices, psoriasis, vitíligo, acné, flacidez, pecas, alopecia (pérdida del cabello), alteraciones metabólicas en los tejidos lipídicos y hasta enfermedades del sistema vascular periférico.

En el caso particular de la mesoterapia facial se suelen emplear tres combinaciones que nos permiten tonificar la piel, cuyo orden y participación dependen en gran proporción del caso particular del paciente, de lo que busca del tratamiento y, finalmente, de lo que diagnostique el profesional encargado de la revisión. Estas tres variantes pueden alternarse en distintas sesiones o bien, si así se considerase prudente, utilizarse en una misma sesión.

Tipos de mesoterapia para tonificación de la piel

Mesoterapia “light” (o “express”), la más inocua de las variantes, empleada para tratar líneas delgadas de expresión para las cuales no es preciso aplicar rellenos o infiltraciones de ningún tipo. Ésta vendría a ser la línea de acción más moderada.

Mesoterapia “lift”, ésta es la faceta en la que se inyectan diferentes graduaciones de ácido hialurónico para mejorar y tonificar la piel y rehidratar las capas subyacentes de la dermis. Sirve tanto para prevenir el envejecimiento como para contrarrestar el exceso de exposición solar.

A la tercera se le denomina “terapia de bioestimulación y reestructuración“.

Sobre el tratamiento para tonificar la piel

El método de aplicación consiste en inyectar silicio orgánico para estabilizar la estructura del tejido conjuntivo, asimismo estimula la producción de colágeno y ralentiza la oxidación celular, de modo tal que el proceso de envejecimiento sea mucho menos veloz.

El tratamiento consiste en tres sesiones, una por mes, y luego sesiones de mantenimiento cada medio año.

Depilación láser: Tipos y recomendaciones

Hay dos tipos de fotodepilación (semánticamente “depilación con luz”), el ya tan conocido método LIP (Luz Intensa Pulsada) y la depilación láser. Es importante aclarar esto, puesto que hay mucha gente que confunde los términos. Si bien ambos tratamientos de depilación se basan en la luz para llegar al folículo (o “raíz” del cabello), las especificidades los mantienen bastante separados.

La depilación láser tiene pocos efectos secundarios, sino ninguno. Si bien el historial médico tiene que ver, no suele haber complicaciones al respecto, tampoco debiera haberlos si el o la paciente se ha comprometido en cumplir los quince días de abstención de sol que se recomiendan enfáticamente antes y después de empezar este tratamiento. Y si bien el proceso es inocuo, indoloro y en realidad bastante sencillo, no contiene una fórmula mágica ni elimina completamente el pelo (aunque ha habido casos), sino que se encarga de reducir la densidad del folículo y con ello el del pelo, pero no es depilación definitiva.

El sistema láser (entre los que encontramos tres tipos: rubí, Alejandrita y Diodo, variando en su longitud de onda) funciona dirigiendo una luz pura, cuyos fotones están perfectamente sincronizados para dirigirse a un punto específico. El color de la luz genera un efecto reacción en el tejido adonde llega, cuyo color absorberá la luz misma, ya que el color de ésta se elige especialmente hacia el tejido de la zona que quieres depilar con láser. Tal exactitud permite no dañar el tejido circundante, pero a la vez le limita, puesto que cada equipo sirve para un tratamiento en particular, para diferentes tratamientos, por ende, se precisan varios equipos, a diferencia del sistema LIP.

El sistema de Luz Intensa Pulsada funciona emitiendo luz mixta, pero no organizada, como el láser, sino que es caótica, como la de un bombillo común. Es menos específica pero más sencilla de usar.

Recomendaciones importantes

No se recomienda utilizar depilación láser en caso de embarazo o lactancia, diabetes, epilepsia, alguna afección de la piel (como herpes o dermatitis) o en caso de que se esté bajo tratamiento dermatológico sobre ácido retinoico.

Más allá de la complejidad operativa del tratamiento, para el paciente es muy sencilla la preparación, lo único que se le solicita es que evite el sol durante quince días (o un mes) antes de la aplicación, y que la zona en cuestión llegue rasurada y la más limpia posible al día del tratamiento. Luego de la misma, sólo hay que evitar el sol tres días y aplicar las cremas pertinentes.

Gluteoplastia: Buscando el derrier perfecto

La gluteoplastia es lo que comúnmente conocemos como implante de aumento de glúteo, y si bien aún no goza de la popularidad y difusión del implante mamario, está ganando terreno poco a poco en todas partes del mundo por ofrecer un cambio substancial en la silueta del paciente sin dejar prácticamente rastro de la cirugía (apenas un par de casi imperceptibles cicatrices en el pliegue interglúteo).

Gluteoplastia y derrier firme

Diferenciando el derrier del busto

Contrario a lo que muchos puedan creer, esta práctica es llevada a cabo tanto para mujeres como para hombres que deseen tener un trasero firme, aunque el enfoque estéticos es algo diferente. En el caso de las mujeres, se busca una forma más suave y redondeada, por lo que la gluteoplastia suele venir acompañada de una liposucción, de modo que se logre la apariencia buscada. En el caso del varón, el implante busca enfatizar la silueta del músculo del glúteo.

Otra diferencia con la mamoplastia reside en las características de la prótesis, en el caso de la gluteoplastia ésta es de gel de silicona cohesivo y bastante más plana, diseñada para soportar los esfuerzos que hace regularmente el músculo y no entorpecer las actividades del paciente. El implante se coloca debajo del glúteo mayor, por lo que se percibe de forma bastante natural. El procedimiento se lleva a cabo bajo anestesia general de modo que el músculo ofrezca su mayor relajación y resulte más fácil introducir la prótesis en el derrier.

Cuidados luego de un levantamiento de glúteos

El primer día después de la operación, se le solicita al paciente que se quede boca abajo evitando levantarse en lo posible. Así como se le pide que trate de no estar sentado más que lo necesario en la semana subsiguiente, y siempre con cuidado.

Se recomienda de forma enfática que duerma boca abajo un par de semanas y se eviten esfuerzos físicos (que involucren al glúteo) por al menos un mes y medio. Estos cuidados mantendrán al implante en el lugar correcto y se evitarán asimetrías posteriores.

No suelen haber complicaciones tras este procedimiento, sin embargo han de evitarse inyecciones intramusculares futuras en la zona operada puesto que se corre el riesgo de pinchar la prótesis.

Se ha de tener especial cuidado en el proceso de limpieza de la cicatriz, del que le cirujano le dará detalles específicos al paciente de modo que puedan evitarse infecciones, que son uno de los riesgos más considerables siempre que se trate de operaciones con corte profundo e implantes.

Adelgazamiento facial

Aunque el tejido adiposo (donde se concentra la grasa) se encuentra en prácticamente todo el cuerpo humano, hay zonas especialmente proclives a desarrollar acumulación lipídica, proceso más comúnmente conocido como “engordar”. Muchas de estas zonas pueden tratarse con ejercicios para combatir tal indeseado desarrollo, mas no todas albergan esta posibilidad. Por ejemplo la cara, particularmente las mejillas.

rostro delgado

Sobre el músculo masetero (el que va desde la base de la mandíbula hasta la arcada del pómulo) se encuentra la llamada Bolsa Adiposa de Bichat, que funciona como almohadilla grasa de lubricación para que los procesos de masticación del músculo masetero se desarrollen correctamente. Cuando estos cojines grasos crecen de forma exagerada (situación que no está necesariamente condicionada con el peso corporal), generan un aspecto redondo en el rostro, tal abultamiento le incomoda a alguna gente, y es entonces cuando pueden recurrir al proceso de reducción de las bolsas de Bichat, o adelgazamiento facial.

El proceso quirúrgico en cuestión se lleva a cabo mediante dos pequeñas incisiones dentro de la boca (lo cual significa/ que no quedan cicatrices a la vista) en el vestíbulo superior del labio, a la altura de los molares, por estas incisiones se extraen las bolas de Bichat, tras lo que se procede a suturar la herida.

En general es suficiente con anestesia local, de hecho es un procedimiento ambulatorio, pero en el caso de que se le deban sumar otros procedimientos es probable que se opte por anestesia general, en el caso de que no haya otras operaciones que realizar, el proceso lleva en promedio una hora.

Las incomodidades son naturales durante las primeras horas luego de la operación, suelen inflamarse las mejillas y se percibe cierto dolor, pero ambas molestias son tratadas adecuadamente por los medicamentos que el médico le recetará al paciente.

Es sumamente recomendable que el paciente acuda al día de la intervención con una persona de confianza que le asista para regresar a su casa, puesto que no es una intervención que requiera hospitalización, y el efecto de la anestesia puede prolongarse un par de horas, dependiendo de cómo reaccione el cuerpo de cada paciente.

Finalmente, se aconseja evitar beber alcohol y fumar durante los días siguientes a la operación, puesto que ambas prácticas ralentizan el proceso de circulación, además generan propensión a infecciones (ya que el alcohol anula el efecto de los antibióticos), sobre las que hay que tener cuidado, especialmente en una zona tan delicada como es el interior de la boca.

Rejuvenecimiento facial con láser IPL

Para tener un rostro joven, saludable y hermoso es necesario no sólo cuidar la aparición de las temidas arrugas, sino que debe atenderse también la salud de la piel. Recuperar una piel maltratada por el sol, la edad, el cigarrillo y otros factores puede ser una tarea ardua, sin embargo, la tecnología nos brinda cada vez más herramientas que son capaces de rejuvenecer tu rostro. Una de las técnicas más avanzadas es el rejuvenecimiento facial con láser IPL.

El rejuvenecimiento facial con láser IPL consiste en la aplicación de una luz pulsada sobre las zonas a tratar en el rostro, que estarán protegidas por un gel frío que facilita la conducción de la luz. Este sistema es personalizado, pues el médico tratante ajustará la intensidad del láser según las necesidades del paciente para  destruir las lesiones en la piel, que irán descamándose progresivamente y descubriendo una piel nueva, más joven y luminosa,

Este tratamiento es indoloro y asegura su efectividad en unas 3 sesiones, aunque como siempre, dependerá de los problemas del paciente. El rejuvenecimiento con láser IPL se recomienda para tratar manchas causadas por el sol y otros factores, ojeras, rosácea, elimina las arañas vasculares, elimina cicatrices de acné, cierra los poros excesivamente dilatados y rejuvenece la piel, pues estimula la producción de colágeno y el tejido conectivo. Es posible realizar el tratamiento con láser IPL de tostro, cuello y manos en una sola sesión, para aprovechar todos sus beneficios.

El paciente sentirá en cada sesión un poco de calor en la zona donde es aplicado el láser, y tal vez un leve enrojecimiento que cederá unos minutos después. No requiere tiempo de recuperación, por lo que resulta superior a los peelings quirúrgicos. El médico tal vez recomiende cuidados sencillos como el uso de protectores solares y vitamina K para complementar el proceso. En resúmen, el rejuvenecimiento con láser IPL resulta, entonces, una alternativa segura y no invasiva para recuperar la lozanía y tersura del rostro, y combinada con el botox o las inyecciones de colágeno pueden significar una mejoría significativa y radical.