Abdominoplastia masculina

El cuidado de la apariencia física dejó de ser hace mucho tiempo un terreno exclusivamente femenino. Cada vez son más y más los hombres que se preocupan por tener un cuerpo hermoso y no temen recurrir a la cirugía estética para ello. Entre las intervenciones estéticas más solicitadas por los caballeros está la abdominoplastia masculina o tummy tuck masculino, esto es por la tendencia genética de muchos hombres a acumular grasa en el área abdominal que distiende la piel de esta zona y, luego de perder peso, es muy difícil que recupere su elasticidad. Este tipo de cirugía es muy similar a la femenina, sólo que se extrae grasa y se modelan otras zonas para lucir un abdomen plano pero muy masculino.


Por lo general una cirugía estética de abdomen tradicional se realiza con anestesia general. El cirujano plástico hace una incisión en la parte inferior del abdomen, a lo largo de la cadera. El exceso de grasa y el tejido se extrae a través de la liposucción, y se estira la musculatura, en caso de que esté distendida. Se realiza una segunda incisión para reposicionar el ombligo. La piel restante se estira para crear un abdomen más firme y liso. La abdominoplastia masculina tradicional tarda entre dos y cinco horas, aproximadamente. Si un paciente requiere una cirugía estética de abdomen más extendida para reconstruir una zona más amplia, el cirujano hará una incisión quirúrgica que se extiende alrededor de los laterales. El área de tratamiento se expande para incluir las caderas altas y eliminar las molestas llantitas.

Una mini abdominoplastia masculina quitará menos piel y deja el ombligo intacto. La cicatriz de la incisión quirúrgica es más pequeña, y el tiempo de recuperación es más corto en comparación con un procedimiento tradicional. El procedimiento de abdominoplastia parcial toma de una a dos horas para completar. Una cirugía estética de abdomen endoscópica emplea un dispositivo con una cámara pequeña, que se inserta a través de pequeñas incisiones y transmite las imágenes a una pantalla de vídeo para ayudar al cirujano realizar el procedimiento. El cirujano no elimina toda la piel, y la cirugía en general es menos invasivo que otros tipos de cirugía estética de abdomen.
El tipo de cirugía estética de reconstrucción de abdomen que necesitas será determinada por tu médico cirujano, pues depende de la cantidad de tejido y grasa que deban eliminar. Es importante saber que esta no es una cirugía para bajar de peso ni para tener un six-pack marcado inmediatamente, sino que es un tratamiento quirúrgico que debe hacerse después de haber alcanzado el peso ideal para hacer que la piel del abdomen recupere su elasticidad.

Cirugía estética para los brazos

A esa pequeña porción de piel que cuelga de la parte superior del brazo cuando lo levantas en un ángulo de 90° suele llamarse por muchos nombres: desde alitas de murciélago hasta flecos, este problema preocupa sobre todo a mujeres de más de 30 años y aquellas que se han sometido a tratamientos dramáticos para perder peso. Si bien existen ejercicios destinados a contrarrestar esta flacidez (brazos flácidos), éstos no suelen ser completamente efectivos cuando el problema está avanzado. Para estos casos, existe la cirugía estética de los brazos.

La cirugía estética para los brazos se recomienda para personas por encima de los 45 años de edad pues es a partir de este punto que comienza a dificultarse la adhesión de la piel al músculo, aunque se haga mucho ejercicio para fortalecer la zona. La cirugía estética para eliminar las alitas de murciélago se realiza bajo anestesia general y es una suerte de lifting, en el que se elimina el exceso de grasa con liposucción y luego se realiza el corte del exceso de piel flácida con una incisión bastante discreta, pues va desde el codo hasta la axila y en casos leves, se realiza en la axila. Las cicatrices son mínimas, por no decir inexistentes. El resultado son unos brazos firmes y bien torneados y la recuperación es relativamente sencilla y toma apenas una semana.

El proceso quirúrgico del lifting de brazos es sencillo, sin embargo, es importante tomar algunas previsiones antes de someterse a él, por ejemplo, es necesario contar con alguien que pueda velar por nuestras necesidades los primeros días después de la operación pues el reposo nos exige no realizar ningún tipo de esfuerzo físico, sobre todo relacionado con levantar peso; del mismo modo, debemos seguir las indicaciones del médico al pie de la letra para minimizar el riesgo de infecciones u otro tipo de complicación. Luego de la recuperación, seguir una rutina de ejercicio ayudara a que los resultados de este procedimiento perduren en el tiempo.

Elevación de cejas

Elevación de cejas, es producto del pasar de los años la gravedad actúe sobre todo nuestro cuerpo, de manera más obvia en unas partes que en otras. Las cejas son un buen ejemplo de esto, puesto que tienden a caerse, y si bien la caída no afecta en general a la estética que busca el varón, a la mujer parece incomodarle un poco más, puesto que se acostumbra a buscar que las mismas formen un arqueamiento sensual y femenino.

Para contrarrestar el peso del calendario sobre esta región particular del rostro existen varios tratamientos, la cirugía es uno de ellos. Funciona trazando una incisión a la altura del cuero cabelludo y así despegar el tejido epitelial (bajo visión directa o mediante endoscopio), al hacerlo se eleva mecánicamente sobre todo la región lateral de la ceja. Una vez lograda la elevación buscada, se fija el cuero en la nueva posición cosiéndolo con puntos o bien mediante tornillos de titanio. El procedimiento de elevación de cejas no suele tardar más de dos horas, en general bastante menos, y se suele aplicar anestesia local o bien, si así lo requiere el paciente y lo aprueba el profesional, anestesia general.

El pre-operatorio consiste, por supuesto, en un consulta con el cirujano, el que evaluará tanto la salud de la paciente como su historial médico, a su vez analizará la estructura facial para hacer sugerencias pertinentes que devengan en resultados óptimos. Es importante aclararle de antemano si tiene alguna condición que pueda entorpecer la correcta elevación de cejas la evolución del tratamiento, como problemas de cicatrización, hipertensión, alguna enfermedad, tabaquismo o si consume alguna sustancia que genere sangrado excesivo (aspirina, anti-inflamatorios, corticoesteroides, etcétera), conviene decirle todo lo que pueda llegar a evitar problemas posteriores.

Tras la cirugía, la paciente tendrá un vendaje compresivo en la cabeza, así como tubos de drenaje para evitar hematomas. Los puntos se retiran a lo largo de la segunda semana, el dolor es mínimo.

Se recomienda enfáticamente que no tome ningún medicamento que no sea específicamente recomendado por el cirujano, que suele recetar analgésicos para el dolor y antibióticos para evitar infecciones. Se sugiere evitar acostarse, y de hacerlo mantener la cabeza levantada 30º.

No suele haber complicaciones postoperatorias tras este tipo de cirugías, y aunque se sugiere evitar esfuerzos físicos hasta un mes después del tratamiento, la paciente puede retomar su rutina y actividades cotidianas inmediatamente sin mayores preocupaciones.

Cirugía para recuperar la virginidad

Anteriormente comentábamos un poco sobre la cirugía íntima de la mujer. Hoy revisaremos un poco más a fondo la cirugía íntima estética, también conocida como cirugía para recuperar la virginidad. Todas las partes del cuerpo pueden sufrir alteraciones o malformaciones, sean fruto de enfermedades o accidentes, y para la mayoría de ellas hay tratamientos e incluso cirugías que remedien la anomalía, inclusive para las partes pudendas. Es el caso del área genital femenina.

En especial tras el parto (pero no necesariamente), muchas mujeres sienten que quisieran corregir algunas imperfecciones estéticas o funcionales de su zona vaginal. En base a estas necesidades es que se ha desarrollado el proceso llamado reconstrucción vaginal, que pretender recuperar las cualidades naturales de una vagina joven, como la reducción del monte de Venus o la recreación del himen (o membrana himeneal), asimismo sirve para tratar condiciones anómalas como son la hipertrofia de labios mayores y/o menores o bien la hipoplasia de los mismos. Esta gama de procedimientos también incluye la posibilidad de las cirugías de estrechamiento vaginal y de clítoris.

cirugía para recuperar la virginidad

Cada una de estas situaciones amerita un tratamiento distinto y particular. Entre las patologías más consultadas está la hipertrofia de labios menores, seguida por la atrofia de labios mayores. A su vez, a la primera se la clasifica dependiendo del grado de exceso labio-vaginal, que puede ser inclusive mayor a 6 centímetros. De acuerdo a la categoría que se le confiera a la hipertrofia se elegirá el tipo de procedimiento a aplicar, entre las técnicas se encuentran la de resección en W, resección en S, resección en Z, desepitelización y resección en cuña inferior (con colgajo de pedículo superior). Más allá de las particularidades, la mayoría de éstas se realiza aplicando una dosis de lidocaína y epinefrina como anestésicos locales para evitar el dolor, como es lógico.

Leer más…

Marcas de prótesis mamarias

Al comenzar el proceso pre-operatorio para someterte a una cirugía de aumento mamario, tendrás que realizarte una serie de exámenes físicos destinados a comprobar tu salud, decidir si deseas implantes de silicona o de solución salina y además deberás escoger y comprar las prótesis que utilizarán en la cirugía. La mayoría de los cirujanos plásticos te proporcionarán una serie de marcas de prótesis mamarias y deberás escoger entre la que consideres mejor. Luego del escándalo de las prótesis PIP, es ideal que tengas suficiente información para escoger los de mejor calidad sobre todo ante la profusión de opciones en el mercado que pueden confundirte.

Si bien es cierto que todas las prótesis mamarias cuentan con certificaciones y deben cumplir con determinados estándares, las hay de diversos materiales, texturas y precios. El precio depende del tiempo de garantía, ofrecida como un seguro en función del riesgo de la rotura espontánea de la prótesis, y te la cambiarán si la rotura ocurre dentro de este periodo de tiempo. Las marcas de prótesis mamarias más conocidas a nivel mundial y que garantizan su calidad son las siguientes:

Mentor, Mc Ghan, Natrelle:  estas prótesis ofrecen una garantía de por vida, además son aprobados por la FDA, el organismo de control norteamericano con mayores estándares de calidad.

Arion: Garantía de por vida. Aprobadas por la CE (Comunidad Europea) y la ANMAT de Argentina.

EuroSilicones: Garantía de por vida. Aprobadas por la ANMAT.

Sebbin: Francesas. Garantía de sólo siete años.

Silimed, Perthese: Estas marcas de prótesis no especifican en sus protocolos un tiempo de garantía específico.

Estas son las marcas de prótesis mamarias más conocidas, si te ofrecen otras que no aparecen en la lista es importante que busques en la red información específica para esa marca. Recuerda que deben entregarte factura legal con el precio, marca y especificaciones del producto que estás adquiriendo, así como también un pequeño carnet o tarjeta en el que especifiquen serial, características de manufactura y marca de prótesis, pues éste será necesario en caso de cualquier inconveniente. No olvides consultar a tu médico cualquier inquietud que puedas tener al respecto y prefiere siempre calidad, aunque debas invertir un poco más de dinero; es tu salud y bienestar el que está en juego.